Abogados & Asesores

Archivo para marzo, 2014

Las empresas de autobuses denuncian a BLA BLA CAR

 La empresa francesa, con sede en España, que promueve el consumo colaborativo en el ámbito de los automóviles, tiene la amenaza de la patronal de transporte FENEBUS de ser denunciado por “competencia desleal”.

 

          Como red social que conecta usuarios que disponen de plazas libres en un coche con usuarios que necesitan un coche para un desplazamiento, Blablacar lleva operando en Francia desde hace un par de años, pero en España y en sólo un año (2013) la red ha crecido a un ritmo tres veces superior al que experimentó en su país de origen. Ahora, ese éxito podría topar contra un importante escollo.

 

         Presente hoy por hoy en Alemania, Bélgica, España, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal y Reino Unido, Blablacar cuenta con seis millones de usuarios, de los cuales un millón son usuarios activos que mes a mes utilizan sus servicios para desplazarse. Sin números claros sobre la repercusión que esta actividad puede tener sobre el transporte en España, sí que hay ciertos algunos puntos:

 

  1. Los usuarios de Blablacar optan por este servicio por su flexibilidad y economía.
  2. Blablacar no factura nada por cada operación.
  3. Los usuarios se apañan entre ellos compartiendo los gastos del viaje.
  4. Blablacar establece que los conductores no pueden ganar dinero compartiendo coche.

 

 Y quien dice Blablacar, dice la mayoría de las plataformas de coche compartido que hay por ahí. Claro, como competidor económico, Blablacar, en este casi, supone un destructor de las empresas tradicionales de transporte, que mes a mes tienen que sufragar todo tipo de gastos: el de personal, el de las instalaciones, los impuestos, los seguros de transporte.

 

       Fenebús explica que Blablacar está “practicando una competencia ilegal a las empresas legalmente establecidas y autorizadas para hacer transporte público interurbano de viajeros por carretera”, piden el cierre de su sitio web y lo hacen en una queja dirigida a Transportes, a la Defensora del Pueblo y, pronto, a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.Imagen

La grabación de una conversación como medio de prueba

¿Sería legal la grabación de una conversación como medio de prueba, si se ha efectuado de manera oculta?

 

La mayoría de las veces en las que se ha presentado una grabación de una conversación como medio de prueba, sobre todo en vía penal, para demostrar que el acusado cometió el delito por el que se le acusa, la defensa del imputado ha alegado que se ha conseguido dicha prueba de forma ilegal y que por tanto no sea tenida en cuenta la grabación como prueba en contra del inculpado. Posiblemente además, el Abogado defensor alegue en defensa de sus pretensiones que se habrá operado con engaño, y, al utilizar como prueba las manifestaciones de aquel obtenidas de ese modo subrepticio, se vulneraría su derecho al silencio del imputado, con vulneración del derecho a la presunción de inocencia del artículo 24.2 de la Constitución y, evidentemente infracción del citado artículo 18.3 del mismo Texto legal.

Imagen

Pues bien, al respecto es doctrina consolidada del Tribunal Supremo (valga entre otras la de fecha reciente, 19 de abril de 2013) la que considera que aunque la grabación se haya realizado sin autorización del interlocutor, y por tanto se grabó ocultándoselo y sin ser advertido de ello, tiene validez como medio de prueba.

Las razones que se argumentan de forma general para considerar la grabación de una conversación como medio de prueba válido y eficaz, son a modo de reseña las siguientes:

1ª.-  Dicha grabación no produce ninguna afectación del derecho al secreto del art. 18.3 Constitución Española, ya que no hay interferencia de alguna de las comunicaciones técnicamente habidas del acusado, por parte de un tercero ajeno a las mismas.

2ª.-  La grabación supone el simple registro de una conversación presencial por quien tenía acceso legítimo a lo hablado.

3ª.-  Se trataría de una conversación en la que la persona que la ha grabado ha participado, y que por pertenecer ya al secreto, el mismo podría hablar, difundiéndolo, con idéntica legitimidad jurídica en cualquier otro contexto.

4ª.-  No cabe entender producida la supuesta vulneración del derecho a no “declarar contra sí mismo” ni “a declarase culpable“, art. 24,2 Constitución , porque este solo juega en las relaciones directas con autoridades como la judicial o la policial, donde la cautela representada por el derecho a guardar silencio busca preservar, frente a la acción de aquellas, la integridad moral de quien está siendo objeto de indagación procesal-penal.

5ª.- Concluye la STS 19 abril 2013, declarando que si lo grabado fueron manifestaciones del posteriormente acusado, en un ámbito extra-procesalprestadas voluntariamente y sin haber sido forzado ni obligado a prestarla, la grabación será tenida en cuenta como medio de prueba.

Averiguación Patrimonial de Bienes: Procedimientos para reclamar una deuda

 Los expertos en morosidad y créditos aconsejan llegar a un acuerdo amistoso entre deudor y acreedor antes de recurrir al juzgado para reclamar el cobro. 
La reclamación por vía judicial puede seguir tres cauces contemplados en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC):

  • El procedimiento cambiario, pensado para débitos justificados por una letra, cheque o pagaré.
  • El procedimiento monitorio, que lo puede requerir quién tenga justificación documental de la deuda. Éste sistema es el que utilizan las comunidades de propietarios y entidades que pueden acreditar la obligación mediante factura o documento similar.
  • Los procedimientos ordinario y verbal, que son los recursos con que cuenta quien siendo acreedor no tiene su supuesto contemplado en los procedimientos anteriores o teniéndolo, prefiere las garantías del presente frente a los primeros.

       No obstante, en ocasiones no acaba aquí el proceso, pues aún teniendo sentencia favorable, el deudor no atiende a su deber, por no poder o no querer ¿Qué hacer entonces? Entonces hay que realizar unaaveriguación patrimonial de bienes.

 

¿Qué es una averiguación patrimonial de bienes?

 

       La averiguación patrimonial de bienes es un trámite con que cuenta el acreedor para asegurar la satisfacción del saldo. Se debe solicitar ante una instancia judicial, según lo recoge la LEC. Esta gestión es muy útil cuando se requiere el embargo de bienes o cuentas dinerarias del deudor. En Recobrum.es, contamos con un servicio de averiguación patrimonial de deudores, para iniciar una vía judicial con garantías de cobro.

 

¿Cómo hacer una averiguación de bienes?

 

       El acreedor puede acudir a los registros públicos, como el Registro de la Propiedad, para obtener un informe de bienes. La averiguación patrimonial de bienes permite al acreedor solicitar al juzgado que se descubran los bienes susceptibles de ser embargados, ya sean inmobiliarios o dinerarios. Basta con hacer una solicitud por medio del procurador ante el juzgado correspondiente, justificando la existencia del patrimonio del deudor. Mediante el escrito, el Estado reclama la veracidad de los datos y se podrá interponer el embargo. Esta solicitud de averiguación patrimonial la puede iniciar el procurador por sí mismo, en beneficio del cliente, gracias a las últimas modificaciones de la LEC.
Una vez que el acreedor tiene el resultado de la averiguación patrimonial de bienes de su deudor facilitada por el juzgado, puede proceder a solicitar el embargo.

 

LOS BANCOS, NUEVOS VECINOS MOROSOS EN NUESTRAS ESCALERAS

El impago de cuotas por las entidades bancarias propietarias de inmuebles incrementa la conflictividad en las comunidades de propietarios.

La morosidad en las comunidades de vecinos por impago de las cuotas y derramas es una situación ya conocida y como consecuencia del entorno económico, hay un nuevo vecino moroso: el banco.

Las entidades bancarias adquieren los derechos y asumen las obligaciones de cualquier otro titular, por lo tanto, también la contribución a los gastos comunes de la comunidad mediante la cuota correspondiente.

En el supuesto que las entidades desatiendan el pago de la cuota, tanto durante el proceso de desahucio o ejecución de la deuda, conlleva afrontar meses de impago de sus cuotas que afecta al resto de copropietarios.

Cómo te afecta:

El impago de las cuotas es una fuente de conflictividad que conlleva problemas de convivencia en las comunidades de vecinos sujetas a la regulación del régimen de propiedad horizontal.

Cualquier controversia relacionada con nuestra vivienda nos genera preocupación, y más, cuando un copropietario que impaga su cuota comunitaria o derrama, es el causante por el que se carecen de fondos suficientes para financiar obras necesarias, reparaciones de envergadura, salarios del personal de mantenimiento o los suministros de luz y agua.

A todo ello, en el momento que la comunidad decide reclamar las cantidades debidas mediante proceso judicial, a partir de diciembre de 2012, se han añadido las tasas judiciales.

Cómo te podemos ayudar:

El Seguro de Protección Jurídica de DAS Comunidad de Propietarios garantiza la reclamación de las cuotas a los propietarios morosos, mediante la negociación amistosa o la mediación de conflictos. Este método de resolución es más rápido, eficaz y satisfactorio para los intereses de nuestros asegurados. En supuesto que resulte inevitable acudir a la vía judicial para reclamar las cantidades debidas, el seguro DAS te garantiza la cobertura de los gastos derivados del procedimiento, incluidas las tasas judiciales.