Abogados & Asesores

 Los expertos en morosidad y créditos aconsejan llegar a un acuerdo amistoso entre deudor y acreedor antes de recurrir al juzgado para reclamar el cobro. 
La reclamación por vía judicial puede seguir tres cauces contemplados en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC):

  • El procedimiento cambiario, pensado para débitos justificados por una letra, cheque o pagaré.
  • El procedimiento monitorio, que lo puede requerir quién tenga justificación documental de la deuda. Éste sistema es el que utilizan las comunidades de propietarios y entidades que pueden acreditar la obligación mediante factura o documento similar.
  • Los procedimientos ordinario y verbal, que son los recursos con que cuenta quien siendo acreedor no tiene su supuesto contemplado en los procedimientos anteriores o teniéndolo, prefiere las garantías del presente frente a los primeros.

       No obstante, en ocasiones no acaba aquí el proceso, pues aún teniendo sentencia favorable, el deudor no atiende a su deber, por no poder o no querer ¿Qué hacer entonces? Entonces hay que realizar unaaveriguación patrimonial de bienes.

 

¿Qué es una averiguación patrimonial de bienes?

 

       La averiguación patrimonial de bienes es un trámite con que cuenta el acreedor para asegurar la satisfacción del saldo. Se debe solicitar ante una instancia judicial, según lo recoge la LEC. Esta gestión es muy útil cuando se requiere el embargo de bienes o cuentas dinerarias del deudor. En Recobrum.es, contamos con un servicio de averiguación patrimonial de deudores, para iniciar una vía judicial con garantías de cobro.

 

¿Cómo hacer una averiguación de bienes?

 

       El acreedor puede acudir a los registros públicos, como el Registro de la Propiedad, para obtener un informe de bienes. La averiguación patrimonial de bienes permite al acreedor solicitar al juzgado que se descubran los bienes susceptibles de ser embargados, ya sean inmobiliarios o dinerarios. Basta con hacer una solicitud por medio del procurador ante el juzgado correspondiente, justificando la existencia del patrimonio del deudor. Mediante el escrito, el Estado reclama la veracidad de los datos y se podrá interponer el embargo. Esta solicitud de averiguación patrimonial la puede iniciar el procurador por sí mismo, en beneficio del cliente, gracias a las últimas modificaciones de la LEC.
Una vez que el acreedor tiene el resultado de la averiguación patrimonial de bienes de su deudor facilitada por el juzgado, puede proceder a solicitar el embargo.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: