Abogados & Asesores

Entradas etiquetadas como ‘despido’

¿Alguna vez has sufrido un despido? Este nuevo post puede resultar de tu interés.

¿Cómo actuar ante un despido improcedente?

 

Cuando un despido es declarado improcedente por un juzgado, se está reconociendo que los motivos del mismo no son suficientes para justificar esta decisión empresarial, aunque también puede deberse a fallos de forma.

Si estamos en este segundo caso, los errores formales podrán ser corregidos durante los siguientes veinte días desde que se hiciera el “despido”, ejecutando uno nuevo. No obstante, si hablamos del primera caso, surgirán dos posibilidades: readmisión o indemnización.

Antes de continuar analizando estas opciones, vale la pena aclarar que si el despido ha sido declarado improcedente por errores de forma y ya han pasado más de veinte días desde que se comunicara al trabajador, la empresa podría optar por la readmisión.

Tal y como hemos comentado, una vez que el despido sea declarado improcedente, se abren dos opciones entre las que generalmente deberá elegir el empresario. Aún así, es posible que hayas oído hablar de trabajadores que han podido elegir si desean ser indemnizados o readmitidos.

Esto es posible cuando estemos ante un representante sindical o un representante legal de los trabajadores, pero también si así se ha pactado en el contrato de trabajo u otros pactos que regulen la relación laboral. En otros casos, lo habitual es que sea nuestro jefe el que deba tomar una decisión durante los siguientes cinco días desde que se notifique la improcedencia.

Si en cinco días la empresa no manifestara su decisión ante la secretaría del Juzgado, se entenderá que se ha optado por la readmisión.

No cabe la opción de comunicar directamente la decisión al trabajador, así que deberá tramitarse mediante la secretaría del Juzgado de lo Social.

Si nos readmiten tendrán que abonarnos los salarios de tramitación y la empresa deberá tramitar el alta en la Seguridad Social a la fecha del despido improcedente, para que consten como periodo de ocupación efectiva.

Por último, puede resultar curioso aclarar lo que ocurriría si el empleado falleciera antes de que se reconociera la improcedencia del despido. En dicho caso solo se podrá realizar el pago de la indemnización al ser imposible el reingreso, como es obvio.

Los salarios de tramitación solo podrían pagarse desde la fecha del despido improcedente hasta la fecha del fallecimiento.

Si la empresa decidiera readmitirte, tendría que comunicar la fecha de reincorporación dentro de los siguientes diez días desde que la sentencia sea notificada. Esta tendrá que estar fechada durante los siguientes tres días desde que se nos de el escrito.

Si la empresa te comunica una fecha de reingreso inferior a los tres días desde que se te entrega la notificación, se considera nulo, así que no tendría efectos legales.

Si este es el caso, podríamos reincorporarnos una vez pasen los tres días desde la notificación, sin que podamos ser sancionados por el empresario por no haberlo hecho antes.

Si la empresa opta por el pago de la indemnización y la no readmisión, tendrá que abonarnos una cantidad correspondiente al tiempo que hemos trabajado para la empresa.

Como esta cuantía fue modificada por la Reforma Laboral de 2012, tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

  • Si estábamos en la empresa desde antes del 11 de Febrero de 2012, se nos pagarán 45 días por año trabajo hasta dicha fecha
  • Desde el 12 de Febrero de 2012 se computarán 33 días por año trabajado, hasta la fecha del despido

¿Te han dejado nóminas a deber?

¿Te han despedido, y no te han pagado la indemnización?

No lo des todo por perdido, puedes llegar a cobrar, si no todo lo que te deben, si parte del mismo.

Solo tienes que informarte correctamente y actuar en consecuencia.

El procedimiento es muy sencillo, se interpone una “Papeleta de Conciliación”, en el CMAC, que es el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación, en él, dicho organismo reúne a ambas partes, que conforman la relación laboral, para poder llegar a un acuerdo formal de pago de los importes indebidos, que, en caso de no llegar a dicho acuerdo, se procederá a la celebración de un juicio donde se expondrá el caso.

Tras este juicio, y, si la empresa, demuestra su insolvencia, o bien, no hace acto de presencia, el pago se solicitará al FOGASA, que es el Fondo de Garantía Salarial.

Dicho organismo abonará indemnizaciones reconocidas como consecuencia de sentencia, auto, acto de conciliación judicial o resolución administrativa a favor de los trabajadores a causa de despido o extinción de los contratos.

En todos los casos con el límite máximo de una anualidad, sin que el salario diario, base del cálculo, pueda exceder del doble del salario mínimo interprofesional, incluyendo la parte proporcional de las pagas extraordinarias.

Le informamos de todo. Consúltenos sin compromiso.