Abogados & Asesores

Entradas etiquetadas como ‘divorcio’

Consiga la nulidad de su matrimonio para casarse de nuevo por la Iglesia.

¿Se ha divorciado y quiere volver a contraer matrimonio por la iglesia?

Una vez obtenga el divorcio de su matrimonio, debe conseguir la nulidad matrimonial para poder casarse por la Iglesia.  No todos los abogados pueden obtener la nulidad matrimonial de sus clientes, dado que esta nulidad la otorga el Tribunal de la Rota, y para poder ejercer en dicho Tribunal es necesario estar acreditado como abogado rotal o canonista, con la obtención de un título que emite este organismo, cuya duración es de tres años.

Es por ello, si desea obtener la nulidad de su matrimonio, en Asesoralia Abogados contamos con un abogado rotal que podrá conseguir la nulidad de su matrimonio para así poder casarse de nuevo por la Iglesia.

Consulte sin compromiso y pida cita en nuestros despachos de Andújar, Jaén, o Sevilla.

¿Cómo puede obtener su divorcio tras la separación ?

Si quiere obtener su sentencia de divorcio en menos de un mes tras la separación deberá, tras haber obtenido la separación, deberá obtener los siguientes documentos para poder presentar la demanda de divorcio de mutuo acuerdo.

  • Debe haber transcurrido mas de 3 meses desde la sentencia de separación.
  • Certificación literal acreditativa del matrimonio del Registro Civil
  • Convenio regulador de separación.
  • Certificación literal de nacimiento de los hijos (si los hubiera).

Contacte con nuestros abogados y le informaremos sin compromiso, en el  correo info@e-asesoralia.es o al Tfno. 691 201 084. De igual modo, podemos atenderle en nuestras oficinas de  C/Ollerías nº19, 2ªPlanta, de Andújar.

¿Quiere cambiar su regimen matrimonial de gananciales a separación de bienes ? En menos de una semana se puede cambiar.

¿Se puede disolver régimen matrimonial de gananciales durante el matrimonio sin separarse?

A los matrimonios se les aplica por defecto el régimen económico de “gananciales”, siempre que la pareja no opte por la “separación de bienes”. La sociedad de gananciales de los matrimonios implica que se ponen en común las respectivas ganancias y beneficios de los esposos para hacer frente a las necesidades de la familia.

Pues bien, para disolver la sociedad de gananciales se debe realizar una modificación de las capitulaciones matrimoniales mediante escritura pública ante notario y su inscripción en el Registro Civil y en el Registro de la Propiedad.

Modificar y acordar una separación de bienes es incluso conveniente para que, llegado el caso de una separación o divorcio, no exista falta de acuerdo entre la pareja que conlleve una acumulación de gastos.

Los divorcios y separaciones aumentan un 11,3%.

El número de demandas de separación y divorcio aumento a 34.583 en el primer trimestre del año, un 11,3% respecto del mismo periodo del año pasado, según la estadística  difundida este lunes por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Todos los procedimientos de medidas en procesos de separación o divorcio, así como en los relacionados con la guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales mostraron importantes incrementos interanuales, que el CGPJ relaciona con “los efectos de la crisis económica”.

¿Sabe que puede cambiar su régimen matrimonial de bienes gananciales a separación de bienes en menos de una semana?

Casi todas las comunidades autónomas, a los matrimonios se les aplica por defecto el régimen económico de “gananciales”, siempre que la pareja no opte por la “separación de bienes”. La sociedad de gananciales de los matrimonios implica que se ponen en común las respectivas ganancias y beneficios de los esposos para hacer frente a las necesidades de la familia.

Pues bien, para disolver la sociedad de gananciales se debe realizar una modificación de las capitulaciones matrimoniales mediante escritura pública ante notario y su inscripción en el Registro Civil y en el Registro de la Propiedad, en su caso. Todo ello se puede llevar a cabo en una semana.

Modificar y acordar una separación de bienes es incluso conveniente para que, llegado el caso de una separación o divorcio, no exista falta de acuerdo entre la pareja que conlleve una acumulación de gastos.